Besarte hasta el último resquicio



Besarte hasta el último resquicio,
hasta la más remota esquina de tus labios.
Perderme en tu voz,  en medio de tu aliento.
Saber que estoy contigo, a tu lado y a la vez tan dentro…
Es mi sueño, en tus sueños…
Es mi letra para la música de tu boca.
Es la gota de lluvia que tengo pa’  empaparte.
Es la noche de invierno en la que espero abrazarte.
Ángel humano, hermosura que trastorna,
que encandila como truco de magia con palomas.
Diría que no espero tanto tu  labio mudo, más bien tus alas, tus ganas
Para volar juntos cada mañana.