La ausencia de tus ojos



La ausencia de tus ojos
duele más que el peso de la noche aquí en mi pecho,
duele como fuego indolente quemando las ramas y las hojas semisecas
de un árbol moribundo.

Duele tanto este vacío inexplicable, inexpugnable, insoportable...

Hoy:
Eres esa lágrima que se pierde entre mi mejilla y tu silencio...
Eres al poesía triste para el invierno en la soledad del frío y de la lluvia...
Eres para mis horas,  lo que es la nostalgia para la noche....

Tengo algo de tu aroma escurridizo atrapado entre los pliegues de un pedazo de tela tuya
que olvidaste entre mis manos.

Tengo una canción de Enrique Iglesias  repitiéndome que pueden pasar tres mil años
y que nunca te olvidare... y creo que es cierto.

Tengo al Poema XX de Neruda con los versos más tristes de esta noche...


Y cae la medianoche y mi alma pensativa, busca  entender  a toda costa si duele más sentirse solo
o estar realmente solo.

No lo sé, lo que si sé es que te extraño y a lo lejos un ave canta... y yo en silencio... y tú tan lejos.