Esperaba tu regreso


Esperaba tu regreso,
sentado,  bajo la luna gris de mi melancolía.
Te esperé mil años, te esperé toda la vida.
Y  ya no se volvieron a asomar tus besos.

Por ti,  mis ojos competían con la lluvia
buscando tu rostro en medio de la nada.
Colgada en un hilo de frágil esperanza
mi alma se aferraba a tus historias.

Ahora,  que apareces de repente
ya no necesito verte.